Hoy en día vivimos en un mundo tecnológico, existen varios factores que generan ansiedad como las redes sociales y los videojuegos.

El cerebro está configurado para protegernos del peligro, no necesariamente para buscar nuestro bienestar. La inquietud de no saber qué podría pasar es una de las amenazas más grandes, y produce ansiedad.

Dentro de las redes sociales existe la incertidumbre. Es casi imposible lograr todos los followers, likes, y los comments positivos que quisiéramos tener. En el caso de los videojuegos resulta un poco complicado poder terminar el juego. 

La pregunta es ¿Por qué se les hace tan difícil a los adolescentes manejar estas dificultades?

Los estudios muestran que la mayoría de la energía que usa el cerebro para desarrollarse está en el sistema límbico. Por eso los adolescentes son más sensibles al drama y a las actividades emocionantes ya que su cerebro está configurado para sentir más.

Nuestra responsabilidad como padres es enseñarles a los niños formas saludables de lidiar con esa incertidumbre e inseguridad, ya que el proceso automático del cerebro sería protegerlos del peligro en vez de su bienestar emocional.

La impaciencia, el pesimismo, perfeccionismo, la rabia, el pensar en blanco y negro y la visión de túnel…Sólo va a generar más conflictos y más ansiedad.

Y entonces, ¿cómo lidiamos con la ansiedad de forma sana?

  • Aceptación
  • Paciencia
  • Flexibilidad
  • Tolerancia
  • Pensamiento crítico
  • Claros con la realidad

Si te gustaría recibir mayor información escríbenos en la sección WhatsApp